martes, 26 de septiembre de 2017

Mis no - estalianos para Frostgrave (V)

GUILLERMO CAMARGO (ballesta)


...y el muy gallito se puso con la manzana a más de doscientos pasos ¡jajajaja! yo perdí la apuesta ¡jajajaja!¡pero el imbécil se dejó una oreja clavada en la pared!


Oriundo de la sureña Almagora, Guillermo hereda los rasgos de los antiguos conquistadores provenientes de Arabia. Los habitantes de Almagora tienen fama de reputados ballesteros, que 
en el pasado se cobraron un elevado precio en sangre durante la reconquista de la ciudad. Guillermo lleva con orgullo esa herencia.
Sus frecuentes incursiones en los bosques señoriales han empezado a llamar la atención de los alguaciles, que intentan en vano cogerle con las manos en la masa. Guillermo sabe que es cuestión de tiempo que los guardabosques le esperen con una encerrona o, aún peor, que sus andanzas lleguen a oídos del conde y éste lo envíe a pudrirse a las minas. Tal vez sea momento de buscar fortuna en otra parte...

Para el ballestero de la banda escogí esta miniatura de entre los ballestero imperiales de Gamezone. Es sensiblemente menor a sus compañeros de Mom Miniatures... pero nadie dijo que todos los aventureros tengan que medir lo mismo. Es una mini bastante correcta, que no luce con tanto carisma como el resto de la banda pero con un aire clásico que le haría encajar muy bien en un ejército imperial de Warhammer Fantasy, o incluso en uno histórico.


BERNAL "EL MAYOR" (lanza)

Vengo de una tierra donde no se pone el sol
Rodeada por el mar
Y de un viento abrasador
Nací sin nada así que nada os debo dar
Solo algún detalle más
De la gente que encontré...


Rondero fue su abuelo, rondero su padre y ronderos él y sus hermanos. Que le cuelguen si pasa el resto de sus días mirando las mismas paredes, comiendo la misma sopa de ajo y quemándose el pescuezo patrullando el puñetero camino del Arroyo de las Culebras entre las rocas requemadas por el sol. 
Nah. No hay guerras a la vista, al menos hasta que alguna ciudad decida ajustarse las cuentas con los vecinos de al lado y los señores necesiten quien le haga el trabajo sucio. Pero en toda partes hacen falta tipos con redaños y brazos fuertes, me juego el cuello.

Quería al menos un infante en mi banda, pero no me pegaba un arma de aspecto pesado como un hacha o un espadón. Por otro lado los estalianos son reconocidos por sus formaciones de piqueros, aunque un piquero entre las estrechas calles de Felstad no tenía mucho sentido. Así que decidí hacer un infante con una lanza larga, que sería un buen apoyo para sus compañeros en combate.


Esta es la única mini que he modificado para mi banda. El cuerpo pertenece a un arcabucero imperial de Warhammer Fantasy, y la cabeza y los brazos a un alabardero imperial. Corté la alabarda a la altura de la mano, taladré ambas manos y les pasé una varilla de cobre para formar el astil de la lanza.
La parte complicada fue colocar ambas manos en la posición adecuada y pegarlas a los brazos, lo que me llevó varios intentos.
Para personalizarla un poco modelé con masilla refuerzos en el cuello y los bajos de la armadura de cuero tachonado, simulando un abrigo de pelo para protegerlo del frío. También decoré la punta de la lanza con un penacho, que además serviría de refuerzo para evitar roturas. El resto fue añadir un zurrón y unos guantes de una caja de bretonianos... y listo, Bernal está preparado para patrullar entre las ruinas de Frostgrave.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...